B4

Cómo ahorrar dinero y ayudar al medio ambiente

Es cierto que una de las principales preocupaciones que tenemos en la vida se centra en cubrir los gastos del mes conforme a nuestras necesidades, desde la compra de alimentos, el pago de servicios como el agua, luz, gas y renta, hasta el hecho de cubrir uno que otro gasto de emergencia.

De hecho, según cifras del Banco Mundial, el 71 por ciento de los mexicanos tiene problemas para lograr que el dinero les rinda para fin de mes. Por ello, es normal que nos veamos en la necesidad de encontrar nuevas formas de administrar el dinero para no estar limitados en nuestro día a día y, en este caso, no hay nada mejor que ahorrar mientras cuidamos del medio ambiente.

Pero ¿por qué al cuidar del medio ambiente se logra un ahorro de dinero?

Puede que a simple vista no nos demos cuenta de la gravedad ecológica por la que estamos atravesando como sociedad, pero la realidad es que el medio ambiente está en un estado de deterioro debido a las diversas actividades humanas; conocida como huella ecológica.

Por ejemplo, la energía eléctrica que llega a nuestros hogares y negocios es producida a través de la quema de combustibles fósiles, los principales causantes de los gases de efecto invernadero que deterioran la capa de ozono y provocan el cambio climático. Esto mismo pasa con la gasolina que consumimos.

En este sentido, si reducimos nuestro consumo de electricidad, agua, gasolina y otros productos, podemos proteger al medio ambiente además de tener beneficios para nuestro bolsillo, ya que el pago de recibos y facturas disminuirá.

Cómo ahorrar dinero y ayudar al planeta en 4 maneras

1. ¿Cómo ahorrar energía eléctrica?

Una de las maneras más fáciles para saber cómo ahorrar energía eléctrica y dinero es al reducir el uso de aparatos eléctricos, iluminación y otros dispositivos electrónicos que usamos diariamente. En este caso, es recomendable que en el día aprovechemos la luz natural del sol para alumbrar los diferentes espacios de la casa o el negocio. Así que ¡abre las cortinas y ventanas para que los rayos solares entren!

Asimismo, es necesario desconectar los electrodomésticos y aparatos eléctricos que no estemos utilizando en el momento, como televisores, computadoras, cargadores de celular y microondas, ya que estos siguen consumiendo electricidad aun cuando no los estamos usando directamente.

Para que te sea más fácil desconectar los electrónicos, puedes optar por un panel multicontacto en el que solo tendrás que encender o apagar con un simple botón. También, ya que los aparatos eléctricos son los que más energía consumen, es importante que a la hora de comprar o cambiar estos electrónicos te asegures de que cuenten con certificaciones de eficiencia y ahorro energético, como el Sello FIDE. 

Otra recomendación para ahorrar electricidad es al cambiar todos los focos incandescentes y fluorescentes de nuestro hogar o negocio por bombillas LED. En sí, las ventajas de utilizar iluminación LED es que tienen mayor vida útil y consumen aproximadamente un 80 por ciento menos de electricidad en comparación con los focos incandescentes. Además, esta tecnología no contamina al medio ambiente, ya que no contiene mercurio entre sus componentes.

Ahora bien, en las épocas de calor es mejor que no utilices el aire acondicionado para refrescar el lugar o los ventiladores, ya que estos aparatos consumen una gran cantidad de energía, sobre todo si los mantenemos conectados por mucho tiempo. Para solucionar los días de calor moderado, deja que las brisas entren por las ventanas.

Por último, por simple que parezca, no olvides apagar las luces de las habitaciones que no estás usando. Sin duda, con estos ahorros en electricidad, reducirás tu recibo de luz mes tras mes.

2. ¿Cómo ahorrar agua?

Agua

¿Alguna vez te has imaginado un día completo sin agua? De seguro esta situación sería la más desafiante de tu vida, ya que el agua es uno de los recursos más indispensables en nuestra vida diaria. Por ello, es fundamental que conservemos este recurso con estos consejos:

  1. Cierra la llave del agua mientras te lavas los dientes.
  2. Al lavarte las manos, una vez que están correctamente enjabonadas y limpias, abre un poco la llave del agua para enjuagarte.
  3. Considera que por 10 minutos en la ducha puedes consumir 200 litros de agua. Por ello, toma un baño corto de 5 minutos y utiliza una cubeta para colectar el agua mientras esperas a que esta salga caliente
  4. Utiliza el agua sobrante del baño para regar tus plantas o, incluso, para enjuagar los trastes. Asimismo, puedes recolectar el agua de lluvia con un tambo para lavar el auto o limpiar la casa.
  5. Aprovecha la lavadora cuando tengas suficiente ropa para lavar, ya que por cada ciclo de lavado se consumen entre 40 y 62 litros. De esta manera, ahorrarás en agua, electricidad y dinero.

Aún más, es posible ahorrar dinero al optar por purificadores o filtros de agua instalados en la casa en lugar de comprar regularmente agua embotellada o de garrafón. Solo hay que asegurarnos de comprar purificadores avalados y certificados por la Secretaría de Salud. Así, evitamos las bacterias o parásitos en el agua.

Debemos tener en cuenta que, al ahorrar agua, aparte de reducir el recibo de este servicio, beneficiamos a futuras generaciones para que a ellos no les falte este líquido vital. Así que, piensa en el futuro que vivirán tus hijos o seres queridos.

3. ¿Cómo ahorrar gasolina?

gassolina

Si cada semana realizas como mínimo un gasto en gasolina será mejor que optes por otras opciones más económicas y, por supuesto, más amigables con el medio ambiente, ya que los automóviles particulares son los causantes del 18% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2), según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Dependiendo de la lejanía de donde vivas y tu destino, ya sea para el trabajo, escuela o algún otro lugar, puedes hacer un poco de caminata o usar la bicicleta. De este modo, ahorras en el gasto de gasolina, disminuyes las emisiones de carbono y, sobre todo, beneficias tu salud al mantenerte activo. 

En caso de no tener una bicicleta propia, hoy en día puedes acceder a este transporte gracias a los nuevos programas de movilidad de la Ciudad de México como Ecobici. Asimismo, otra alternativa para moverte por la ciudad es usar el transporte público como el Metro, camiones, combis y Metrobús.

Ahora bien, si has llegado a la conclusión que el automóvil es el único medio de transporte para llegar a tu destino, entonces es recomendable que platiques con tus familiares, vecinos o compañeros de trabajo para compartir el automóvil y dividir los gastos de gasolina. Esto aplica si todos van hacia el mismo destino o les queda de paso. Ten en cuenta que entre más personas compartan el auto, menor será la cantidad que pagues en gasolina.

4. ¿Cómo ahorrar dinero en productos?

Otro de los grandes problemas para nuestro bolsillo y el medio ambiente es el consumo excesivo de productos de uso diario. Esto incluye todo lo que esté empaquetado, enlatado o envasado, desde alimentos hasta artículos de aseo personal.

En sí, estos productos que compramos y consumimos en el día a día se convierten en basura.

Tan solo en la Ciudad de México se manejan diariamente alrededor de 12 mil 700 toneladas de basura o residuos sólidos. Por ello, cada vez que hagas las compras del mes es aconsejable que realices una lista de los productos que en verdad necesitas y definas un presupuesto mensual. Solo de esta forma podrás administrar tu dinero, evitarás los gastos extras y reducirás, al mismo tiempo, tu generación de basura.

Cuando compres productos, asegúrate de identificar si la empresa o marca que elabora ese artículo tiene el reconocimiento de Empresa Socialmente Responsable (ESR). Esto te ayudará a saber si sus procesos de producción son respetuosos con el medio ambiente y si son de calidad para tu consumo. Además, no olvides llevar tus bolsas de tela al supermercado para evitar el uso de bolsas de plástico.

Si eres de los que tiene un pequeño jardín, tienes la oportunidad de crear tu propio huerto y cultivar diferentes alimentos como jitomates, lechugas, zanahorias, manzanas, guayabas, limones, entre otros. Así, ahorras en el gasto de estos productos.

Todas estas acciones para cuidar el medio ambiente y nuestras finanzas pueden ser aprendidas por los más pequeños del hogar. Por ello, es importante empezar con el buen ejemplo, ya que ellos crearán hábitos y costumbres ecológicas para garantizar el cuidado de los recursos naturales.

Cuidar las finanzas personales

Si tienes el deseo de tener tu propio negocioser tu propio jefe, tomar decisiones propias y ya has cotejado las ventajas y desventajas de tener un negocio propio o ser un asalariado,  te diremos las claves de cómo ser emprendedor.

El internet y las nuevas tecnologías han permitido que cada vez más personas se atrevan a emprender el negocio de sus sueños. Sin embargo, no todas las empresas nuevas logran tener éxito  porque algo en la idea, el plan de acción o ejecución tuvo errores.

A México le hacen falta emprendedores y tú puedes ser uno de ellos.

Para ser emprendedores exitosos debemos equiparnos con cualidades y herramientas que nos ayuden a cumplir con nuestro objetivo.

¿Qué es un emprendedor?

Un emprendedor es aquella persona que se sale del molde y ha decidido crear, desarrollar y promover su propio negocio.

6 características indispensables de un emprendedor

Un emprendedor crea, desarrolla y promueve el crecimiento de un negocio. Se dice fácil pero muchos han fracasado en mantener vivos  a sus negocios.

A continuación, 6 cualidades indispensables que debemos tener quienes queramos ser emprendedores.

1. Ser creativo.

La imaginación y la creatividad son las mejores aliadas de un emprendedor.

Todas las personas somos creativas y hacemos uso de nuestra creatividad para resolver problemas en nuestra vida diaria. Para ser un emprendedor exitoso, tu imaginación debe superar todos los límites y para los jóvenes hay muchos huecos empresariales que pueden llenar con sus ideas

2. Ser perseverante.

Los diamantes se encuentran después de picar mucho la piedra.

Significa que nuestro trabajo debe ser constante por mucho tiempo. Debemos de considerar que cuando estemos en el proceso de montar una compañía, el trabajo nunca se acabará.

Cuando terminemos de definir qué tipo de negocio queremos emprender, tenemos que crear un plan de acción para llevarlo a cabo. Cuando ya esté funcionando, tenemos que administrarlo, mantenerlo y buscar su crecimiento.

3. Ser resiliente.

Está bien que tu idea sea firme, pero tampoco hay que ser necio.

La resiliencia se refiere a la capacidad que tenemos para superar cualquier obstáculo y adaptarnos a nuevas circunstancias. Si tú quieres emprender, no debes frustrarte, sino aceptar y resolver todos los imprevistos que surjan.

4. Ser apasionado.

Como dicen: “Elige un trabajo que te guste y nunca en la vida tendrás que trabajar”. 

Debemos tener pasión por la empresa que estamos fundando. Una de las razones por las que muchas compañías fracasan es porque sus dueños pensaron que de esa forma podrían mejorar su economía. Es importante que ese negocio nos guste, nos motive y nos dé la energía necesaria para seguir trabajando hasta lograr las metas que nos pongamos

5. Tomar riesgos.

Hacer algo diferente puede dar miedo, pero eso sólo lo hace más interesante.

Al desarrollar nuestro negocio nos veremos obligados a tomar decisiones, algunas más riesgosas que otras. Si le tememos a los riesgos, corremos el riesgo de quedarnos paralizados y estancar el progreso de nuestro proyecto. Para ser emprendedor, hay que dar el salto de fe.

6. Ser innovador.

Hacer algo diferente puede dar miedo, pero eso sólo lo hace más interesante.

Innovar significa crear cosas nuevas, debemos buscar constantemente cómo mejorar los procesos, productos o servicios que ofrezcamos.

Los emprendedores también puede crear cosas; pero innovar en lugar de inventar es un buen comienzo. Todas estas habilidades anteriores nos ayudarán a estar mejor preparados para enfrentar todos los problemas y obstáculos que enfrentaremos durante nuestra evolución como emprendedores.

Tags: No tags
1

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *