B21

Como salir de las deudas en 6 pasos

Vamos a contarte una historia que puede o no estar basada en hechos reales:

Es el tercer mes del año y Benjamín está en problemas. Aunque ya pasó la Cuesta de enero aún no ha terminado de pagar todo lo que debe de sus tarjetas de crédito y se le vienen otros gastos encima como la colegiatura de sus hijos y la renta de la casa. Lo último que necesita Benjamín en este momento es estar mal calificado en el Buró de crédito, algo que le impediría poder solicitar un préstamo en el futuro cuando lo vuelva a necesitar. 

Para salir de deudas, varios de sus amigos y compañeros de trabajo le han ofrecido pedir un préstamo por internet a través de páginas que no le piden su historial crediticio y cuyo proceso para solicitar un crédito es bastante sencillo y rápido. Benjamín le echó un vistazo a las recomendaciones, pero no le generaron confianza, así que descartó la idea. 

Con esa opción para pagar sus deudas completamente fuera de consideración, Benjamín se vuelve a hacer la misma pregunta del principio: “¿Cómo pago mis deudas si no tengo dinero?”.

Por suerte para nuestro buen amigo, en Financiera tenemos la perfecta solución a este problema. Y si tú también te has visto en algún momento en la misma situación que Benjamín, continúa leyendo para que aprendas cómo salir de las deudas en 6 pasos:

Calcula cuánto debes

Lo primero que debe hacer Benjamín es calcular exactamente cuánto dinero debe. Para ello, tiene que tomar en cuenta los pagos fijos de la casa como la despensa, la renta y las colegiaturas de sus hijos, los pendientes como el que tiene con la tarjeta de crédito y los variables como salidas al cine, ferias, consultas con el doctor, etc. Pongamos como ejemplo que, en total de todo, Benjamín debe $30,000 pesos.

Haz un presupuesto mensual

Ahora que Benjamín sabe exactamente cuánto dinero debe, puede hacer un presupuesto mensual para poder cubrir todo poco a poco.La prioridad para liquidar las deudas deben ser los pagos más próximos por llegar, por ejemplo la tarjeta de crédito. Hay que recordar que después de la fecha de corte, el dueño de la tarjeta tiene 20 días para pagar antes de que comiencen a cobrar intereses. En lugar de pagar hasta el día 19, es recomendable que primero se liquide la deuda de la tarjeta de crédito para que cuando llegue la fecha de término ya no se preocupe por ello y se concentre en las otras deudas. 

A partir de aquí, Benjamín puede calcular los pagos mínimos que tiene que hacer cada mes para pagar cada cosa que debe. Es cierto que puede llevarle mucho tiempo deshacerse de la deuda, pero varios pagos pequeños no afectarán su economía tan gravemente como si hiciera pocos pagos de mucho dinero.

Aún después de saldadas estas deudas, lo recomendable es que Benjamín y su familia siga teniendo un presupuesto mensual de gastos para saber exactamente cuánto dinero pueden gastar al mes para no recaer en la situación en la que se encuentran ahora.

Reduce tus gastos

Lo más prudente que puede hacer Benjamín es reducir sus gastos innecesarios, sobre todo aquellos llamados “gastos hormiga” que a pesar de ser pequeños, al ser continuos representan una considerable filtración de dinero. Entre los que puede hacer es ya no comprar más “gustos”, llevarse comida preparada desde su casa para no comer en la calle, adquirir productos como jabón, harina y detergente a granel y aprovechar ofertas de ropa o electrodomésticos. Obviamente, lo ideal sería que todo se pagará en efectivo para no seguir acumulando deudas en la tarjeta de crédito. 

Lleva un registro de lo que has pagado y lo que aún debes

Para saber exactamente cuánto dinero debe todavía Benjamín tiene que llevar un registro de cómo van sus pagos y deudas, ésto le ayudará a saber cuánto dinero debe destinar al pago de sus pendientes y de cuánto dispone para el resto. Como es un poco desorganizado, Benjamín hizo la siguiente tabla para mantener su cuentas en orden:

Insumo Lo que debía Ya se pagó Aún falta
Colegiaturas $10,000 $4,000 $6,000
Renta del mes $9,500 $9,500 0
Tanda $100 $100 $100
Despensa $2,000 $1,100 $900

Ahorra una parte de tus ingresos

Benjamín no quiere volver a verse en una situación así, por lo que ha decidido que cada semana ahorrará una cantidad de dinero pequeña. Pueden ser $5, $10 o $20 pesos que pueden ser de mucha ayuda en el futuro para cubrir el gasto de cualquier imprevisto. Recientemente ha descubierto el reto de las 52 semanas para ahorrar y está considerando seriamente aplicarlo junto con su familia.

Busca ganar dinero extra

Salir de deudas será más fácil y rápido para Benjamín si tuviera ingresos extra, por ello ha comenzado a hacer gelatinas y otros postres sencillos que vende los fines de semana, sus hijos también le ayudan a venderlas en la escuela y su esposa está vendiendo cosméticos por catálogo. Además, ambos han entrado a una tanda de 10 números en la que cada quincena dan $200 pesos. El dinero que les den lo van a guardar para las colegiaturas o cualquier imprevisto. 

Este dinero extra le ha sido de mucha ayuda a Benjamín y su familia, además de que tanto él como su esposa ya se han hecho de algunos clientes, por lo que van a seguir vendiendo aún cuando ya hayan salido de deudas.

Recurso de emergencia: La consolidación de deudas

Una última opción que Benjamín podría considerar en caso de que la situación superara su capacidad de pago sería solicitar asesoría legal para consolidar su deuda. En la Ciudad de México, el servicio financiero se trata de que un banco junta todas las deudas en una sola y te presta dinero para pagarlas, de tal manera que ya sólo queda un solo adeudo con el banco que puedes saldar con un pago mínimo establecido por la institución financiera. Otra opción es acudir a las reparadoras de crédito, que dependiendo de tus ingresos y egresos negocian con las instituciones acreedoras una modificación de tu pago mensual.

Después de seguir estos pasos, Benjamín pudo recuperarse económicamente en relativamente poco tiempo, aprendió a ser previsivo, a usar la tarjeta de crédito con prudencia y en su familia se estableció el hábito del ahorro, por lo que no volvieron a verse en la misma situación.

Aprende de Benjamín para que, si te encuentras en sus mismas circunstancias sepas cómo salir de problemas, y en caso de que no sea así, puedas tomar las precauciones necesarias. 

B20

11 tips para ahorrar dinero fácilmente

El concepto de “ahorro” puede convertirse en una tarea algo complicada si eres una persona con poco autocontrol. Existen formas de ahorrar muy efectivas como el método de las 52 semanas, utilizar un fondo de ahorro y el truco de la recompensa, sin embargo, cada uno requiere de paciencia y sacrificar algunos gustitos que representan una pérdida considerable a la larga.

¡Pero no tienes porque desanimarte! Existen muchos métodos más sencillos que te ayudarán a guardar dinero fácilmente. Conócelos y aplica los que creas que mejor te funcionen.

B19

¿Qué pasa si no pago mi tarjeta de crédito?

Tener una tarjeta de crédito es un gran beneficio cuando sabes usarla, pero eso mismo la convierte en una gran responsabilidad, no cumplir con tus pagos en las fechas correspondientes podría traerte problemas que se pudieron haber evitado de tener tu presupuesto bien establecido.  

Los riesgos más comunes son el de estar mal calificado en el buró de crédito, y la otra consecuencia de no pagar las deudas de tus tarjetas es la de que los intereses se se van acumulando y se hace aún más difícil salir de la deuda. 

Consecuencias de no pagar mi tarjeta de crédito

Lamentablemente, eso no es todo lo que puede pasar si no pagas tus tarjetas de crédito, por lo que te diremos qué otras consecuencias hay para que puedas tomar tus precauciones.

La deuda se queda en el banco

Completa el pago de tu tarjeta de crédito o la deuda incrementa como una bola de nieve que genera intereses y cargos moratorios. Entre más rápido liquides todo, mejor.

Ya no serás sujeto a crédito

Si tu historial crediticio tiene esta gran mancha en la base de datos, pasarán muchos años antes de que puedas volver a solicitar un crédito, y si llegan a concedertelo será con una tasa de interés muy alta.

Se cobran por otros medios

No cumplir con el pago mínimo o los pagos mensuales para liquidar tu deuda le da al banco la libertad de realizar el cobro de la mensualidad correspondiente tomando dinero de tus cuentas de débito. Y sí, es completamente legal.

Es peor con el pasar de los días

A las 72 horas de retraso, no podrás comprar nada con dicha tarjeta y las tasas de interés aumentan. A los 30 días, si no has pagado comenzarán las llamadas hacia ti. A los 60 días ya contactan también a tus referencias, presionándote a saldar tu deuda. Después de 90 días aparece el Signo Rojo, que es cuando el banco reporta tu situación al Buró de Crédito como una cuenta que puede causar quebranto. Finalmente, a las 120, el banco le da total libertad al despacho de cobranza de hacer lo que quiera con tal de que pagues.

Te quedas solo en casos de emergencia

Si necesitas pagar una cuenta de hospital, pagar la tenencia del coche o simplemente invertir en un negocio y no has pagado la tarjeta de crédito y tampoco tienes ahorros, el banco no te otorgará ningún crédito por tus antecedentes. 

¿Cómo puedo pagar mi tarjeta de crédito?

El truco más antiguo y famoso del mundo, pero que sí funciona. ¿Los has probado antes y siempre terminas haciéndole un hoyito en la panza por donde le sacas el dinero poco a poco? Trata ahora poniéndole un nombre a tu cochinito y platicando con él de vez en cuando, así creas apego y te va a ser difícil romperlo.

No olvides que llevar un ahorro privado puede convertirse en una inversión a largo plazo, es decir, en caso de suceder alguna situación que se salía de tu presupuesto como una visita al hospital o una excursión escolar, podrás acudir al fondo de emergencia que has ido acumulando. ¡Comienza desde ahora!

B18

¿Qué es una SOFOM?

Las SOFOMES (Sociedades Financieras de Objeto Múltiple) son sociedades anónimas registradas de manera vigente ante la CONDUSEF y que tienen permitido el otorgamiento de crédito y arrendamiento financiero o factoraje. En pocas palabras, se trata de entidades financieras a las que puedes acudir como una alternativa para obtener un financiamiento o crédito.

Suena a una excelente idea ¿verdad? Y realmente, muchas personas que piden un crédito con una SOFOM han logrado salir de aprietos. Sin embargo, al igual que si pidieran un préstamo con una Institución Financiera habitual y profesional, se debe ser muy cuidadoso al elegir a cuál se va a acudir, qué requisitos pide y analizar si es verdaderamente necesario.

A continuación, te explicaremos todo lo que tienes que saber acerca de las SOFOMES 

Diferencia entre una SOFOM regulada y una no regulada.

Las SOFOMES se dividen en Reguladas y no Reguladas. Es importante que conozcas en qué consiste cada una y qué ofrece cada SOFOM para elegir aquella que verdaderamente te convenga.

Las entidades Reguladas son aquellas sociedades financieras que tiene un vínculo patrimonial otras sociedades financieras populares, comunitarias o cooperativas de ahorro y préstamo. También entran en la categoría las SOFOMES que emiten valores de deuda para fondear sus operaciones y las que voluntariamente quieran convertirse en alguna de las sociedades anteriores y obtengan su permiso con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple Regulada ofrece lo siguiente:

  • Tarjeta de crédito
  • Crédito de auto
  • Créditos de cuenta corriente
  • Créditos hipotecarios
  • Crédito personal
  • Crédito simple
  • Créditos Refaccionarios
  • Arrendamiento Financiero
  • Arrendamiento Puro
  • Descuento
  • Factoraje Financiero

Por otro lado, una SOFOM no regulada no tiene vínculos con otras sociedades financieras y siempre deben señalarlo en su denominación social. No tiene inscritos documentos de deuda en el Registro Nacional de Valores y está obligada por ley a proporcionar toda la información que le solicite la Secretaría de Haciendo y Crédito Público, el Banco de México, la CONDUSEF y la Comisión Nacional de Bancaria y Valores, pues de no hacerlo en los plazos establecidos serán dancionada.

 

Con esta entidad no regulada puedes adquirir:

  • Tarjetas de crédito
  • Créditos automotrices
  • Crédito hipotecario
  • Créditos personales
  • Crédito simple
  • Crédito de cuenta corriente
  • Créditos refaccionarios
  • Arrendamiento financiero y puro
  • Factoraje financiero
  • Fideicomisos
  • Terminal de punto de venta
  • Banca electrónica

Beneficios de una SOFOM

Muchas personas acuden a estas instituciones de crédito alternativas por las ventajas que ofrece y que no son necesariamente cosas como trámites rápidos o tasas de interés casi inexistentes. Algunos de los beneficios que brindan las SOFOMES son:

  • Los solicitantes pueden escoger el plazo que quieran para cubrir el gasto del crédito otorgado.
  • El crédito puede usarse para invertir en un negocio, comprar algo, construir una casa o pagar otra deuda.
  • Los requisitos son más flexibles y es más probable obtener un préstamo.
  • Los intereses generados en transacciones de la cartera crediticia comercial no incluyen IVA.
  • Las pérdidas por irrecuperabilidad de crédito son deducibles.
  • Las SOFOMEs pueden ceder los derechos de créditos con garantía hipotecaria a otro intermediario sin necesidad de notificar al deudor, escritura pública, o  inscripción ante el Registro Público de la Propiedad y del Comercio.
  • Los contratos en que se haga constar créditos, arrendamiento financiero y factoraje financiero, que otorguen las SOFOMES No Reguladas que vayan acompañados de los estados de cuenta certificados por el contador de la entidad, tendrán el carácter de título ejecutivo y podrá ser cobrado por la vía ejecutiva mercantil.

Por supuesto, estos beneficios sólo aplican si la SOFOM a la que has acudido es una legítima, por lo que debes identificar muy bien los fraudes de las Sociedades que verdaderamente te van a ayudar.

¿Cuándo es recomendable acudir a una SOFOM por un préstamo?

Como se mencionó en los beneficios de las SOFOMES, puedes obtener un crédito de esta institución financiera como último recurso para pagar una deuda, completar el pago o hipoteca de una casa, invertirlo en tu negocio o en uno que quieras fundar, etc.

Lo recomendable es que siempre mantengas tus finanzas en orden, de tal modo que las deudas no se acumulen, pues una vez hayas aprovechado el crédito para pagar tus pendientes, tendrás la responsabilidad de saldar el préstamos antes de que los intereses aumenten.

No deseches la idea, en realidad, las SOFOMES son excelentes alternativas cuando existen complicaciones para pedir créditos al banco, pero procura que sean sólo para completar pagos pendientes.

¿Qué requisitos se necesitan para obtener un crédito en una SOFOM?

Como toda institución otorgadora de crédito, las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple tiene sus propios requisitos para otorgar un crédito. Éstos varían dependiendo del producto financiero solicitado.

Para solicitar un crédito hipotecario en una SOFOM necesitas:

  • Tener entre 18 y 69 años para ejercer tu crédito.
  • Comprobar antecedentes positivos de Buró de crédito o buen comportamiento de pago.
  • Contar con una relación laboral actual.
  • Comprobar ingresos (sin importar el monto).
  • Avalúo del inmueble.
  • Identificación oficial del solicitante (INE, pasaporte vigente, cartilla militar, cédula profesional).
  • CURP.
  • Acta de nacimiento.
  • Comprobante de domicilio de máximo 3 meses de expedición.
  • Comprobante de ingresos (talón de pago, estado de cuenta, etcétera).
  • Comprobante laboral (constancia de servicios).
  • Solicitud de crédito con todos los datos y firmada.

Para un crédito de liquidez:

  • Copia del título de propiedad, que debe estar inscrito en el Registro Público de Propiedad (RPP).
  • Copia de boleta predial (el último pago realizado).
  • Comprobantes de domicilio agua, luz, gas, para verificar que ninguno presente adeudo.
  • Plano catastral.

En el caso de ser una persona moral:

  • Identificación oficial vigente de la persona que la represente.
  • Cedula de identificación fiscal de la empresa.
  • Comprobante de domicilio de la empresa
  • Reporte del buro de crédito y principales accionistas.

Para personas físicas:

  • Identificación oficial vigente.
  • Cédula de identificación fiscal
  • Comprobante de domicilio.
  • Comprobante de ingresos.
  • Reporte del buró de crédito.
  • CURP

Cómo identificar un fraude de una SOFOM confiable.

Desde la creaciones de estas sociedades (principalmente las no reguladas) se ha dicho mucho acerca de ellas. Que si captan recursos del público ahorrador o que envían y consultan los historiales crediticios de sus clientes en diferentes Sociedades de Información Crediticia. Éstos son mitos que se generaron por no saber cómo funciona una SOFOM.

Y ese es el principal riesgo para una persona que tiene pensado solicitar un crédito en alguna. En la actualidad, existen empresas fraudulentas que se aprovechan de las necesidades de las personas para estafarlas, por lo que, más importante que elegir una SOFOM regulada o no regulado, hay saber identificar a posibles estafadores.

Puedes darte cuenta de que podrías ser víctima de fraude si la Sociedad Financiera de Objeto Múltiple que escogiste:

  • Ofrece créditos muy atractivos y de fácil aprobación.
  • Tiene tasas de interés altas que debes cubrir a corto plazo.
  • No está registrada ante la CONDUSEF y no está sujeta a la supervisión o vigilancia de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.
  • Solicita dinero por adelantado con la excusa de abrir una cuenta o para gastos administrativos.
  • La comunicación con el cliente se da a través de redes sociales y no con canales formales.
  • Supuestos “promotores de la empresa” se presentan en los domicilios de los clientes.
  • Ofrece créditos demasiado convenientes sin revisar tu historial crediticio en el Buró de Crédito.

Otro riesgo al buscar una SOFOM confiable es que hay algunas empresas fraudulentas que suplantan la identidad de instituciones financieras legítimas y con un registro vigente en la CONDUSEF

No debes desanimarte, la misma situación de fraudes e impostores se presenta con cualquier institución otorgadora de crédito, puedes solicitar tu financiamiento sin problema identificando aquellas SOFOMES fidedignas. Como consejo, te invitamos a visitar el Registro de de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES) que cuenta con un listado en el que se encuentra toda la información de instituciones financieras reales, autorizadas y reguladas para llevar a cabo sus actividades auxiliares de crédito. En la misma lista está todo acerca de su domicilio, contacto, razón social, fecha de inicio de operaciones y hasta los nombres de los funcionarios.

Por otro lado, puedes revisar el Buró de entidades financieras para conocer los productos y servicios que ofrecen cada una, las tasas de interés, comisiones y sanciones.

Ahora que sabes cómo funcionan, ¿te animas acudir a una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple SOFOM?

B17

¿Cómo salir del Buró de Crédito?

El Buró de crédito es una Sociedad de Información Crediticia que se encarga de llevar un registro llamado historial crediticio que analiza tus comportamientos de pago, cómo manejas tus tarjetas de crédito, etc con el fin de darte un Score crediticio con el que podrás presentar ante las instituciones financieras como sujeto a crédito en caso de tener una calificación alta.

Aparecer reflejado en el Buró no es malo en sí, en realidad, es tu carta de presentación a empresas otorgantes de crédito, si tienes tus pagos en orden se verán reflejados en tu reporte de crédito especial. Para saber si estás en el Buró de Crédito y el estatus de tu historial, por ley tienes derecho a consultar ésto de manera gratuita una sola vez al año, para todas las demás revisiones que quieras hacer deberás pagar cierta cantidad.

Pero aunque después de determinado tiempo el historial de cada persona física elimina el registro negativo de cada persona, mientras siga ahí puede resultar un problema, por lo que muchos optan por buscar alternativas para salir de esta Sociedad Financiera de Objeto Múltiple. 

¿En qué consiste “salir” del Buró de crédito y cuáles son sus consecuencias?

Si lo que buscas es que tu nombre ya no aparezca de ninguna forma en las bases de datos relacionales del Buró de Crédito, es una pena decirte que eso no es posible. En muchos lugares te vas a encontrar con productos y servicios financieros que juran tener un sistema de gestión especial o la autoridad para sacarte del Buró sin mayores consecuencias, a cambio de un pago generalmente cuantioso, claro está.

Debes tener cuidado, éstas son viles estafas que que no te salvarán de las consecuencias de tus prácticas no sanas con las tarjetas o tus préstamos. De acuerdo a la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia y las Reglas Generales emitidas por el Banco de México, el registro negativo de cada usuario de crédito se borran después de un tiempo correspondiente al monto de la deuda.

  • 25 UDIS, más o menos 113 pesos, se eliminan después de un año.  
  • 500 UDIS, más o menos 2 mil 260 pesos, se eliminan después de dos años.  
  • 1000 UDIS, más o menos 4 mil 520 pesos, se eliminan después de 4 años. 

Aún así, debes saber que aunque la información se elimine del Buró de Crédito, la deuda sigue ahí y debes pagarla para volver a ser sujeto a crédito. Otra consecuencia es que el banco o acreedor tiene derecho a seguir cobrando, aunque deba tomar acciones legales. En el caso de que tu crédito tenga una garantía (como el de un coche) el acreedor se quedará con el vehículo, tú con la marca en el historial y sólo podrás recuperarlo una vez hayas pagado. 

Entonces, no, salirte como tal de Sociedad de Información Crediticia no es posible y si así lo fuera, llegaría a ser contraproducente para ti, pues si llegaras a pedir uno de los créditos que ofrecen las entidades financieras, éstas no tendrían ningún antecedente de tus actividades empresariales o financieras, no tendrían ninguna certeza de que verdaderamente fueras a liquidar el pago al terminar el tiempo y dado que ningún crédito es gratis, tu solicitud sería rechazada de inmediato.

Cómo limpiar tu historial crediticio

Para volver a ser sujeto a crédito y empezar de cero con tu historial (esta vez teniendo más cuidado a la hora de solicitar préstamos y teniendo bien claras las fechas de corte de las tarjetas para no generar intereses) no tienes que salir del Buró de Crédito, simplemente debes limpiar tu historial para mostrarles a las Instituciones financieras y sus usuarios sobre el desempeño que has tenido

Si quieres saber cómo limpiar este registro poco a poco, pues aún no tienes la capacidad de pago para liquidar todas las deudas de una vez, sigue alguno (o varios) de estos consejos:

Verifica cuántas Instituciones Crediticias te están reportando

Ya sea como una consolidación de deudas (es decir, que un banco hable con cada una de las Instituciones Financieras o Crediticias a las que les debes dinero y negocio juntar todas las deudas en una sola que vayas pagando constantemente) o que las reestructuren (que las reduzcan sólo un poco) siempre es conveniente hablar con los otorgantes de crédito, pues si sólo pagas una parte de la deuda se reporta como una “quita” que se quedará reflejada en el Buró de Crédito y pudiera afectar tus peticiones de un préstamo a futuro.

Lo importante es nunca dejar de pagar, pues en el momento en que lo haces, la bola de nieve crece y crece hasta que te veas de nuevo en el mismo punto en el que comenzaste y no habrás resuelto nada.

Busca llegar a acuerdos

Ya sea como una consolidación de deudas (es decir, que un banco hable con cada una de las Instituciones Financieras o Crediticias a las que les debes dinero y negocio juntar todas las deudas en una sola que vayas pagando constantemente) o que las reestructuren (que las reduzcan sólo un poco) siempre es conveniente hablar con los otorgantes de crédito, pues si sólo pagas una parte de la deuda se reporta como una “quita” que se quedará reflejada en el Buró de Crédito y pudiera afectar tus peticiones de un préstamo a futuro.

Lo importante es nunca dejar de pagar, pues en el momento en que lo haces, la bola de nieve crece y crece hasta que te veas de nuevo en el mismo punto en el que comenzaste y no habrás resuelto nada.

Avisa si te están cobrando de más

Si al revisar tu reporte de crédito especial te das cuenta que te cobran cargos que no reconoces, debes notificarlo inmediatamente, pues podría tratarse de un caso de robo de identidad y en ese caso tendría que involucrarse la CONDUSEF.

Gánate la confianza de los bancos con tarjetas garantizadas

Una vez hayas terminado de liquidar tus deudas, una buena forma de volver a tener el visto bueno de las Instituciones Financieras es solicitando una tarjeta garantizada. Este plástico te ofrece un crédito dependiendo del depósito que hayas dado. Se ajusta perfectamente a tu capacidad de pago y reduce el riesgo de acumular intereses. 

Reintégrate al Buró

Una vez hayas pagado toda tu deuda, puedes solicitar tu carta finiquito que avale el cumplimiento de los pagos y solicitar un crédito nuevo para adquirir un historial crediticio renovado. 

¿Ves cómo no es necesario salir corriendo del Buró de Crédito? ¡Limpiarlo es mucho más sencillo y confiable!

Casi todo el mundo tiene un Cubo de Rubik revuelto y nunca resuelto en casa. Ahora puedes resolverlo con una calculadora en línea aquí.

B16

Los básicos de tus Finanzas personales

Nuestra vida no puede avanzar sin dinero, esa es una realidad. Ya sea para pagar el súper, la colegiatura, darnos un gustito o salir de viaje, siempre es necesario el dinero. Pero para que éste dure y nos siga siendo de provecho, hay que saberlo administrar correctamente. A la administración que requiere una persona de su recursos financieros se le llama finanzas personales y abarca de todo un poco, desde nuestros ingresos, el ahorro y la planificación de gastos a corto, mediano y largo plazo.

Es importante llevar un buen manejo de las finanzas personales si no queremos tener problemas a futuro que impliquen deudas imposibles de saldar, manchar nuestro historial crediticio, perder un trabajo o no poder continuar un negocio que acabamos de comenzar.

Para evitar conflictos posteriores, te invitamos a revisar los elementos básicos para comenzar a entender lo que son realmente las finanzas personales y cómo cuidarlas. Además, te diremos cuándo las cosas están bien con cada una y cuándo es recomendable cambiar nuestros hábitos financieros.

Elementos básicos y cómo saber cuando las cosas van bien o mal

Ingresos y gastos

Se trata de las entradas y salidas de dinero. Alrededor de éstas es que se generan los presupuestos mensuales 

Todo está en orden cuando: Ambos están balanceados. Tus gastos no superan a tus ingresos y tienes la posibilidad de ahorrar al final de cada mes.

Hay problemas cuando: Tus gastos superan a tus ingresos y comienzan a acumularse las deudas.

Situación Financiera

Es el estado en el que se encuentran las finanzas personales de un una persona o un colectivo. Regularmente se crean documentos llamados estados financieros que muestran la situación financiera del sujeto o sujetos en cuestión, con sus ingresos, egresos, pagos pendientes, etc.

Es estable cuando: Hay pocas o nada de deudas, los gastos e ingresos están equilibrados y no ha necesidad solicitar préstamos o aplazamientos de pagos con regularidad. 

Es inestable cuando: Las deudas nos abruman, los gastos superan a los ingresos y se buscan desesperadamente maneras alternativas de conseguir dinero o se aplazan los pagos.

Economía doméstica

Es la unidad básica de consumo o gasto de una familia que consta de dos funciones: La de adquirir los servicios y productos necesarios para el día a día y la función del ahorro. Todo forman parte de la economía familiar, aunque no ganen su propio dinero, pues es responsabilidad de cada miembro no gastar más de lo debido, cuidar lo que se tiene y no desperdiciar nada, además de buscar opciones para aumentar los ingresos o reducir los gastos.

Todo está bien cuando: El dinero alcanza bien para llegar a fin de mes, pueden ahorrar dinero, si surgen gastos no planeados hay manera de cubrirlos, todos aportan algo para mejorar la situación (ya sea monetariamente o cuidando sus hábitos financieros) y se reducen los gastos innecesarios.

Todo está mal cuando: No se respeta epresupuesto mensual, surgen gastos de imprevisto que afectan gravemente a la economía familiar y nadie aporta nada para mejorar la situación.

Plan Financiero

Es un documento que cualquiera puede hacer desde la comodidad de su casa y consiste en una serie de pasos a seguir para lograr distintas metas.

Es bueno cuando: Las acciones que escribiste y estás llevando a cabo realmente te están acercando cada vez más a los objetivos que planteaste.

Es malo cuando: El tipo de decisiones financieras que tomaste no te hacen rendir el dinero, tus metas se ven cada vez más lejanas y no has podido mejorar tus hábitos financieros a corto plazo.

Gastos innecesarios

Se tratan de esos gastos de los que siempre puedes prescindir, también conocidos como gastos hormiga. No es necesario que impliquen una cantidad de dinero grande, pueden ser pequeños gastos que se hacen constantemente y es por eso que afectan al presupuesto personal.

No afectan cuando: No se hacen con regularidad. Una salida al cine cada mes, una comida esporádica en tu restaurante favorito o comprar alguna cosa cara por la que ahorramos mucho tiempo para poderla adquirir.

Afectan cuando: Son regulares,  cada semana se hace un pequeño o gran gasto que se hace acumulativo. Por ejemplo, una cajetilla de cigarros cada tres días, comer en restaurantes constantemente 

Gastos fijos

También conocidos como costes fijos, son aquellas salidas de dinero de las que no podemos prescindir y normalmente debemos cubrirlos en una fecha determinada. Es alrededor de ellos que se crean los presupuestos mensuales. La renta, colegiaturas, facturas de luz, agua o internet, o medicamentos son sólo algunos de ellos.

Están bien definidos cuando: El servicio o producto que se adquiere es verdaderamente necesario en nuestras vidas y no representa una gran pérdida de nuestros ingresos. Por ejemplo la línea del teléfono o el gas.

Están mal definidos cuando: Es un gasto significativo y lo que obtenemos es más un capricho que una necesidad. Por ejemplo, la suscripción a una plataforma de streaming o tener siempre en la despensa nuestras galletas favoritas.

Tarjeta de Crédito

Es un plástico que te otorga el banco como una prestación de servicios que te permite pagar 

Se hace un buen uso de ellas cuando: Tu posición financiera no se ve afectada, tienes un buen historial crediticio y sólo la usas para pagar cosas o servicios de larga duración.

Se hace un mal uso de uso ellas cuando: La usas para pagar todo en cualquier momento, tu historial crediticio es malo y los intereses de tus deudas se acumulan.

Toma de decisiones

Aunque esto aplica para cualquier cosa, el proceso de toma de decisiones en las finanzas personales es muy importante, pues es la etapa más importante cuando estamos haciendo nuestro presupuesto mensual o nuestro plan económico financiero por ser el momento en el que escogemos la mejor opción mantener estables nuestras finanzas.

Es buena cuando: Las decisiones que tomamos financieramente nos permiten cubrir todos nuestros gastos fijos, ahorrar y alcanzar nuestros objetivos a corto, mediano y largo plazo.

Es mala cuando: Las cosas siguen y igual o peor que antes de hacer la toma de decisiones para cambiar nuestras finanzas personales. 

Productos financieros

Son los instrumentos que te ayudan a invertir o ahorrar de diferentes maneras. Pueden ser cuentas bancarias, depósitos, pensiones, bonos, fondos de inversión, etc. Antes de escoger alguno, debemos tomar en cuenta varios aspectos, pues siempre se corre el riesgo de caer en estafas cuando se escogen productos financieros inseguros.

Son seguros cuando: Los otorga una institución autorizada, las tasas de interés son adecuadas, solicitan información y documentos oficiales para hacer los procesos y los montos de la comisión son reembolsables.

No son seguros cuando: Piden dinero por adelantado, no son una institución autorizada, no piden información, las tasas de interés son sospechosamente bajas y los montos por comisión no son reembolsables.

Educación Financiera

Es el proceso de conocer todos los productos y servicios financieros que tenemos disponibles, los riesgos y beneficios que tienen y cómo manejar mejor nuestras finanzas personales. Lo aprendido nos ayuda a desarrollar habilidades que permiten mejorar nuestra situación económica y por ende, nuestra calidad de vida.

Es buena cuando: Sabemos identificar productos y servicios financieros seguros, podemos hacer un presupuesto mensual acorde a nuestros gastos e ingresos, la economía familiar es estable y tenemos el hábito de ahorrar.

Es mala cuando: No reconocemos qué productos y servicios financieros son seguros de los inseguros no sabemos hacer un presupuesto mensual, no ahorramos y la economía familiar es frágil.

Objetivos Financieros

Éstos son regularmente relacionados con las empresas, debido a que se trata de metas financieras que ayuden a llegar al objetivo general de las mismas. Pero también podemos tener objetivos financieros personales, por ejemplo, ahorrar $50 pesos a la semana durante muchos años para que, a la hora de la jubilación, además de la pensión que recibamos, tengamos una cantidad de dinero extra que nos sirva para abrir un negocio o hacer un viaje. 

Son realistas cuando: Entran dentro de nuestro ingresos y egresos, no afectan nuestro presupuesto mensual y tienen un propósito.

No son realistas cuando: No se tiene una idea clara de porqué los estamos buscando alcanzar y afectan nuestro presupuesto mensual.

Cuidar de las finanzas personales no es difícil, pero es algo a lo que debes prestarle atención constantemente para que no te traiga problemas a futuro. Quédate tranquilo, esta guía de los elementos básicos es una buena manera de comenzar a cambiar nuestros hábitos financieros. 

Revísalos con cuidado y checa cómo aplica tu situación a cada uno de los puntos mencionados.

B15

¿Cuánto vale un centenario?

¿Alguna vez has visto unas monedas grandes, doradas con un escudo nacional en el lado anverso y en el reverso tiene una Victoria Alada (representada por el Ángel de la Independencia) y al fondo los legendarios volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl e  en el fondo? Estas “monedotas” en realidad se llaman centenarios y a continuación te vamos a contar su historia, cuánto cuesta un centenario en México y cómo sacarles provecho si es que tu tienes algunos por ahí.

¿Qué es un centenario?

Esta moneda se comenzó a acuñar en 1921 para conmemorar el primer centenario de la Independencia de México. Sin embargo, en 1931 se suspendió su producción debido a la creciente demanda de de monedas de oro, aunque finalmente retomaron su producción en 1947.

¿Cuánto vale un centenario?

La familia de los centenarios se compone de tres monedas: El Hidalgo (con un valor de 10 a 2 pesos oro), el Azteca (que vale 20 pesos oro) y el Centenario (que equivale a 50 pesos oro). Cada centenario tiene un contenido de oro puro de 1.20565 Oz. y una pureza de 0.900, así que puedes darte una idea de cuánto vale un centenario de oro.

Pues bien, el precio oficial es de $31,500 pesos a la compra y $37,000 a la venta. 

¿Cómo puedo aprovechar mis centenarios?

Los centenarios no sirven como moneda de intercambio, son más bien simbólicas y para preservar el valor. El oro en 1921 no era tan caro, por lo que mucha gente se pudo hacer de sus propios centenarios y guardarlos como recuerdo o inversión a largo plazo. 

Actualmente, la gente puede adquirir sus propios centenarios comprándolos en la Casa de la Moneda, pero si lo que tú quieres es vender tus monedas de oro en la Ciudad de México, no es tan difícil. 

En la capital, sobre todo en Centro Histórico, hay muchas joyerías y casas de antigüedades que constantemente están en busca de centenarios para revenderlos a coleccionadores. Si quieres, puedes acudir a alguno de éstos lugares a vender los tuyos, aunque debes tener mucho cuidado y verificar que sea un lugar seguro pues hay casos de personas que saliendo de vender sus centenarios, son asaltados por gente del mismo lugar donde acaban de salir.

Si no te da mucha confianza ir por la calle cargando tus centenarios, otra opción es la venta en línea. Es más seguro y sólo tienes que pagar lo gastos de envío que no serán muchos.

Por otro lado, si no quieres deshacerte por completo de tus monedas pero necesitas el dinero, puedes empeñarlos y una vez hayas pagado todas tus deudas, recuperarlos.

¿Quieres un pequeños consejo? Si tienes más de un centenario, te recomendamos tomar uno, sólo uno, venderlo y ese dinero ahorrarlo como un fondo para cualquier emergencia y que las deudas no se te acumulen.


 
2

Quincena: ¿cómo hacer rendir más tu salario?

Si una de las preguntas que más te haces todos los día es “¿Cuándo es quincena?” estás en problemas, porque quieres decir que el salario no te rinde por tal o cual cosa.

Recuerda que el salario mensual se paga en dos partes y los días de quincena suelen ser los días 15, 30 y 31 de cada mes, eso quiere decir, que sin importar cuánto ganes, tienes que vivir con esa cantidad por dos semanas hasta que te vuelvan a pagar. Si se te acaba mucho antes que eso, estás metido en un lío.

Pero no te preocupes, no todo está perdido y hay muchas formas de hacer rendir más tu salario.

Consejos para que la quincena te rinda

“¡Hoy es quincena!” piensas entusiasmado mientras vas camino al trabajo porque finalmente llegó el día en que el jefe paga la quincena. ¡Pero no te vayas a emocionar demasiado! Recuerda que tienes que hacer rendir ese dinero y, de preferencia, guardar un poco para comenzar a ahorrar.

No es una misión imposible, pero sí de compromiso. A continuación te presentamos algunos consejos que te pueden servir para hacer rendir más tu salario sin sacrificarte:

Reduce los gastos hormiga

Un gasto hormiga es una salida de dinero mínima, pero constante, como el café que te compras todas las mañanas, los cigarros o el refresco. Realmente son gastos innecesarios que no te hace ningún daño suspender.

Haz un presupuesto mensual

Tener organizados tus gastos en fijos (aquellos que debes cubrir como la despensa, el agua, el gas o la luz) y variables (de los que puedes prescindir como salidas a comer o al cine) te ayudará a saber de cuánto dinero dispones para tu uso personal una vez hayas cumplido con tus responsabilidades.

No uses tus tarjetas de crédito

Si ya tienes una deuda pendiente con la tarjeta de crédito, no te hagas de más. Termina de pagar lo que ya debes antes de volver a dar el tarjetazo, pues si las deudas se te acumulan, tu historial crediticio se verá afectado. 

Come en casa

Gastar en tacos, tortas o ensaladas para comer en el trabajo con parece un gran problema, pero por algo compras una despensa cada mes. Mejor come en tu casa en lugar de gastar o llévate comida preparada desde tu hogar y notarás cómo la quincena te rinde más.

No te gastes todo el fin de semana

Una mala práctica que se tiene es salir de fiesta o con los amigos cuando recién acaban de pagar. No está mal despejarse después de una larga jornada de trabajo, sólo no te lleves toda la quincena a esa fiesta o reunión.

Ahorra

La mejor manera de evitar problemas con deudas a futuro es siempre estar preparados. Hay muchas maneras muy efectivas para ahorrar, encuentra la que más te guste y comienza desde hoy.

Desplázate caminando o en bicicleta

Si vas a visitar a un amigo, comprar algo en la tienda o tu trabajo no te queda tan lejos de tu casa que puedes llegar caminando o en bicicleta ¡Hazlo! Te estarás ahorrando unos $60 pesos de transporte público a la semana, además de que harás ejercicio.

Como ves, hacer rendir más tu salario de la quincena no es una misión imposible, es sólo cuestión de que identifiques las acciones que más te están afectando y cambiar tu hábitos.

Close-up of smiling female holding red heart

7 de abril, Día Mundial de la Salud, ¡cuidarte es una manera de ahorrar!

El día internacional de la salud surgió cuando un grupo de personas en 1948 de la Organización Mundial de la Salud OMS propuso que se estableciera el 7 de abril como el Día Mundial de la Salud para crear conciencia sobre enfermedades mortales a nivel mundial y generar hábitos sanos entre las personas.

Bien dicen por ahí “Una manzana al día, mantiene al médico a la lejanía” y no sólo aplica para evitar las inyecciones, sino también para cuidar nuestros bolsillos, y es que las cuentas del doctor son caras y, en ocasiones, un gasto que se pudo haber evitado. Si eres un trabajador y cuentas con seguro social para ti y para tu familia, tienes acceso a atención médica gratuita y otros servicios de salud, pero dada la situación actual con lapandemia del COVID-19, habrá gente que necesite acudir a los sistemas de salud particulares para recibir la atención sanitaria que necesitan.

Este 7 de abril de 2020, vamos a celebrar nuestro propio Día de la Salud siguiendo estos consejos para mantenernos sanos durante y después de la situación en la que nos encontramos actualmente.

Lávate las manos

Nuestras manos están en contacto constante con diferentes cosas y los gérmenes y bacterias se quedan pegados durante horas. Es importante que laves tus manos con regularidad, sobre todo llegando a casa, después de limpiar la casa y antes de comer. 

Come alimentos cítricos

Frutas como naranja, limón, toronja y mandarina tienen un alto contenido de vitamina C que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico para combatir enfermedades como el resfriado común. Toma un vaso de jugo de naranja natural en la mañana o agua caliente con limón  para reforzar tus defensas.

Toma agua

Es muy importante mantenerse hidratados constantemente, pues el agua es lo que va a hacer que todos nuestros órganos funcionen correctamente.

Haz ejercicio

México es el país con más casos de obesidad en el mundo, y lamentablemente las personas así son un grupo de riesgo para contraer COVID-19. No es necesario que vayas a un gimnasio por horas todos los días, con caminar unos 30 minutos, salir a correr o andar en bicicleta haces un gran cambio para tu salud.

No salgas de casa (exclusivo durante la pandemia de COVID-19)

Actualmente, la indicación general es no salir de casa a menos que sea para comprar la despensa o ir a trabajar en caso de no poder hacerlo desde casa. Si tienes que salir, lleva puesto un cubrebocas, guantes de látex y mantén tu distancia de las personas.

Cuida tu alimentación

Bajarle a las grasas, las calorías y al azúcar es un beneficio a largo plazo. Si simplemente sientes que te será imposible dejar de vivir sin tus galletas o tu café diario, piensa en que es un gasto hormiga que, si lo evitas, te ayudará a tener más dinero.

No te expongas a cambios bruscos de temperatura

Procura no exponerte al frío o al calor extremos saliendo de bañarte y si te mojas con la lluvia, dúchate de inmediato y frota alcohol en tus pies. Pasar de estar en el frío al calor y viceversa puede provocar fiebre e infecciones en la garganta.

Lava muy bien tus dientes

La boca humana alberga mucha bacterias que pueden afectarnos si no tenemos cuidado. Para evitar caries y otras enfermedades que entran por la boca, lava tus dientes tres veces al día. ¡No olvides la lengua, el paladar y las mejillas!

Duerme bien

Dormir un mínimo de 8 horas al día no sólo mantiene tu salud física al 100%, sino también tu salud mental. El insomnio puede derivar en varios problemas psicológicos como la depresión o la ansiedad, así que procura dormir bien.

Ejercita tu mente

Leer 20 minutos al día, resolver crucigramas, armar rompecabezas y demás ejercicios son divertidos y un beneficio a largo plazo, pues ayudan a evitar el riesgo de sufrir Alzheimer en un futuro.

En esta situación de pandemia, es importante mantenernos tranquilos, informados y seguir las indicaciones de la Secretaría de Salud. Pero una vez pase todo, conservemos los buenos hábitos, ¡lo agredeceremos en un futuro!